Imagina que estás saliendo con un chico nuevo, y estás en esa etapa inicial que todo es bonito y maravilloso. Al inicio, lo felicitas por cualquier cosa, le reconoces ciertos logros, y eso hace que él se sienta querido. Le encanta pasar tiempo contigo. Pero de un momento a otro las cosas empiezan a cambiar. Ya no lo felicitas, ni le atribuyes ningún mérito. Y es justo ahí donde empiezan los problemas.

Hola, te cuento que despues de que mi novia termino conmigo, a los 2 dias siguientes le escribí sin resultados de recuperarla diciendole lo mal que me sentia y que la extrañaba. Y terminamos en buenos terminos, nunca discutimos con respecto a este tema. Ella me dijo que me queria pero en ese momento queria quedarse sola. Asi que deje de ecribirle, y a las 2 semanas me escribio ella preguntandome como estaba yo. Ella me contaba que su hija de 4 años me recordaba mucho, pero ella puso en el chat de whtp una carita de tristeza sospechosa, como insinuando (o quizas yo interprete asi) de que ella tambien me recordaba mucho tambien. Despues de una conversacion contandonos cosas, mandandomos fotos y audios en los que su hija me saludaba y extrañaba. Luego de eso deje de escribirle de nuevo y ya paso un dia. Pronto en una semana y media sera el cumpleaños de su hijita por la que ciento cariño. Que hago? Deberia saludarla a su hijita? Seria romper con el contacto cero si lo hago?. quisiera recuper a mi ex. Que intecion crees que ella tuvo al escribirme despues de varios dias de romper conmigo? Sera que me extraña y me lo hace saber indirectamente y quiere volver? Que debo hacer? Ayudame por favor!
En esta situación en la que los dos se vuelven a comprometer a crecer como pareja, es importante dejar claro los motivos que obligaron a romperla en su momento, para no repetirlos en un pasado, y que no martiricen constantemente las mentes de esas personas renovadas emocionalmente. El compromiso mutuo que se establece a partir de ese momento en que se vuelve a construir la relación es transparente, claro y conciso, y no puede dar lugar a ninguna duda sobre la otra persona ni sobre los propios sentimientos.
Es posible que cuando estaban juntos seguido cuestionabas sus actos, pero deja de hacerlo en estos momentos. Deja que viva su vida en paz. Si él quiere ir a beber con sus compañeros, deja que lo haga, no cuestiones. Si quiere buscar un lugar donde estar solo, permite que lo haga. Dale ese espacio hasta que se de cuenta de que no lo estás molestando. Mantén guardadas las preguntas para después. Si respetas su espacio y le das tiempo para procesar lo que ha sucedido, se podrá abrir hasta que finalmente te diga que es lo que le molesto de ti.

Estas situaciones tienden a ser confusas. Por lo general en ellas se mezclan muchos sentimientos. Hay interés por continuar, pero también miedo al rechazo. Hay convicción de que quieres reanudar esa historia, pero también dudas de si realmente es posible. Tampoco es fácil saber o predecir qué piensa o qué siente tu ex pareja. Entonces, ¿qué hacer? Aquí hay algunas sugerencias.

Recuerda por qué te enamoraste. Después de estar mucho tiempo con la misma persona, es fácil dejar que los problemas de la vida, como el dinero, los niños o el estrés, arrollen los buenos recuerdos que tienes. Trata de dar un paso hacia atrás en tu vida diaria y piensa en lo que te gustaba de tu pareja, enfocándote en las razones por las que funcionaban bien juntos. Esto te ayudará a dejar ir los pensamientos negativos que podrías haber tenido últimamente y a recordar por qué estás enamorado.[7]


La culpabilidad es un sentimiento muy habitual en las parejas destruidas, ya que muchas veces no se sabe muy bien cómo se ha llegado a romper algo que se creía firme y duradero, y se suele pensar que la culpa es de cada uno, aunque coexista con otros sentimientos negativos hacia la otra persona. Al fin y al cabo, las personas y las relaciones que se establecen entre ellas son voluntarias y se forjan más o menos fuertes, en función de lo sentimientos que consoliden la base de dicha relación.
Allen Wagner, MFT es coautor(a) de este artículo. Allen Wagner es una terapeuta matrimonial y familiar con licencia en Los Ángeles, California. Recibió su maestría en Psicología en la Universidad de Pepperdine en 2004. Se especializa en trabajar con personas y parejas para mejorar sus relaciones. Junto con su esposa, Talia Wagner, es el autor de Married Roommates.
Date un tiempo para llorar: Sé lo difícil que es tratar de ser feliz tras una ruptura. Recuerdo que yo era un completo desastre durante 2 semanas. No dormía ni comía bien y pensaba en mi ex todo el día. En cierto modo, este período es necesario. Debes darte un tiempo para llorar. Pero asegúrate de hacer algo todos los días para sentirte bien contigo misma.
Pretender darle lástima. Esto sucede con mayor frecuencia entre adolescentes pero también entre hombres jóvenes e inmaduros. No publiques en tu muro de Facebook frases para recuperar a tu ex de despecho, no cambies tu foto de WhatsApp por una donde estés triste o llorando, no pongas estados depresivos ni utilices a otras personas para hacerle saber que tan profundo has caído. Ese gran error solo la convencerá de que terminar contigo fue lo mejor.
Cuando una pareja se rompe, las emociones que embargan a ambos miembros de la pareja independientemente de por quien haya sido motivada la ruptura, son emociones de culpabilidad, vacío sentimental y tristeza. Estos sentimientos son comunes en los dos y en situaciones anteriores de debilidad o crisis de pareja, la diferencia es que cuando la pareja está rota radicalmente, las emociones atacan de manera más invasiva y definida a cada persona.
×